Hasta que llegó el comentado y esperado marzo. Un mes que ha sido etiquetado como incierto y, de antemano, violento.


No podemos estar ajenos a este momento, porque debemos prepararnos para formar parte de los cambios que se vienen y de la mejor manera. Pero no se confundan. El capítulo de hoy no es para cargar de terror el próximo tiempo, sino todo lo contrario. Veremos si somos capaces de conocer algunos tips para abstraernos de ese terror que nos bombardea por todos lados a través de la prensa malintencionada, y enfrentarlo a favor de nuestro crecimiento personal.





Pero ¿por qué hacemos estas entradas que aparentemente no tienen nada que ver con la banda? 🤔 La verdad es que consideramos muy relevante hacernos cargo de lo que pensamos, de compartir lo que hemos aprendido y de difundir nuestra posición respecto a lo que pasa, en general. Pánica existe en un momento y un lugar determinados, y ese contexto influye en absolutamente todo lo que hagamos. Este blog sirve muchísimo para comunicar lo que queremos aportar alrededor de nuestra música. De hecho, cada punto que veremos a continuación estará acompañado de una sugerencia de canción de nuestro set. Esperamos sea un gran aporte para nuestrxs seguidores 😄


Es fácil pensar lo peor cuando nuestras rutinas se ven afectadas profundamente. Especular sobre lo que podemos hacer y lo que no, sobre el peligro que significa estar en un entorno violento, o simplemente creer que estamos fuera de nuestra zona segura por responder emergentemente a algo. A la vez somos seres de adaptación. Tan así, que hay ciertas cosas que con el tiempo se normalizan, ocultando de cierta forma lo que realmente importa.


¿Cómo podemos darnos cuenta de lo realmente importante? Creemos que podemos aportar con algunos puntos útiles:


1. La violencia que desata la intención de cambios es una superficie, el transfondo es el cambio en sí mismo 😵. Suena complejo (lo releí y la verdad es que suena más difícil de lo que es xD), pero es bastante lógico. Debemos aprender a desprendernos de dar completa atención a los episodios de violencia, porque significan un debate que no siempre contempla los motivos por los que se producen. Aquí es cuando suena nuestro single “S.T.O.P.” 🤟🏻


2. Los cambios personales sí aportan 👀. Lo más fuerte de vivir cambios sociales importantes, es cómo afectan la realidad más próxima, es decir, la vida propia. Todo elemento que descubras esté jugando en contra de lo que queremos para nuestra sociedad, puede significar la oportunidad de un aporte importante a los demás. Sobretodo si refieren a los hábitos, como la conciencia ecológica, la tenencia responsable de mascotas, tu formación integral, etc. Los cambios son “Ahora o Nunca”, como nuestro tema 😍


3. Debemos encontrar nuestro lugar en los cambios profundos 🧐. Los cambios suponen diferencias culturales respecto a diversos temas. Por ejemplo, el micromachismo alude a todas esas costumbres instaladas que deben ser reivindicadas en pro de la igualdad de género. Por supuesto, si eres hombre, deberías hacer frente a esos cambios en tu realidad próxima e incentivando el cambio en otros hombres. Al mismo tiempo, no deberías apropiarte de la lucha de la mujer. A eso nos referimos con encontrar el propio lugar en estos cambios. Te invitamos a escuchar nuestro tema “Dilema” 😄


4. Seamos honestos, investiguemos y discutamos cuanto sea necesario 💣

Los cambios sociales son complejos... muy complejos. Significan estar concientes de la realidad propia, tener empatía con el resto y estar enterados de qué significan esos cambios, para bien y para mal. No debemos caer en tener una posición desinformada, porque no nos sirve de nada. Si conoces a alguien que pueda orientarte sobre un tema, haz las preguntas correspondientes y conforma tu propia posición. Es muy importante estar seguros de lo que pensamos, así no caemos en lo que el resto nos intenta imponer a través del miedo ☝🏻 Hacerse preguntas es el inicio de explorar fuera de la zona de confort. Un tema que podría acompañarte en ese proceso, es “Trazos” 🎧


Esperamos haber aportado a este momento que promete ser crucial. Tenemos que estar tranquilos y avanzar. Si necesitas algo, puedes escribirnos a través de nuestras redes sociales. ¡Nos vemos el siguiente fin de semana! 😏



4 visualizaciones0 comentarios

¡Enhorabuena! Esta es la primera entrada atrasada de nuestro Blog :D Yey xD

Y hay dos motivos por los que pasó esto: el primero es que estuvimos el fin de semana en Viña, en una supuesta tocata que no se realizó por problemas del local. Y segundo, porque quisimos masticar un poco el tema antes de publicarlo.




El capítulo de hoy se trata del amor, a propósito del recién pasado 14 de febrero. Un día de comercio, pero tuvo un sabor distinto por estar en un contexto social hiper complejo. Consideramos interesante la disyuntiva. Es hora de reformular muchas cosas, y eso parte hablando y desarrollando perspectivas 🤓


Nuevamente vale la pena recordar que no tenemos la verdad absoluta, porque también estamos viviendo y aprendiendo en el camino 👀


Algo por lo que vale la pena luchar hoy, es por el amor propio. Debemos aprender, antes que amar a cualquiera, a amarnos a nosotros mismos, por la integridad, por la salud mental y física. El amor no es una relación tormentosa, ni violenta en ningún sentido, incluyendo simbólicamente y considerando tanto lo que sucede entre dos o más personas, como la propia visión de sí mismo.


Es necesario visibilizarlo, y hoy más que nunca. Estamos en un momento de reformulación de estilos de vida y de redefinición de prioridades. ¿Qué es lo más importante? O mejor dicho, ¿qué es lo realmente importante?


Estamos en el momento preciso de reencontranos, y de fortalecer eso que nos volvió a unir en medio de una explosión de consciencia. ¿Y cómo lo podemos hacer?


Nadie tiene la respuesta definitiva, pero podemos proponer algunas cosas 💣:


-Considera realizar esas actividades que siempre deseaste, pero que la rutina invisibiliza. Retoma esas ilustraciones, usa de nuevo esa camarita para tomarle fotos a los paisajes, escribe lo que quieres, lee esos libros que abandonaste. Hacerse cargo de sí mismo también es parte de revolucionar.


-Encuéntrate más seguido con tus amigos y familiares. Al menos con aquellos que quieres ver y con quienes quieres conversar. No te obligues a estar en una relación que te genera dolores de cabeza sólo por cumplir. Siempre hay personas que nos importan, y mientras estemos con ellos, podemos funcionar mejor.


-No tengas miedo de discutir tus opiniones. Este punto es más fácil decirlo que aplicarlo. Es sumamente difícil dejar a todo el mundo contento y es tremendamente fácil presionar el botón de bloqueo en las redes sociales. No hagas como que la opinión contraria no existe. Aprende de ella, contraargumenta, investiga, profundiza. La opinión es totalmente necesaria y debemos entrenar la comprensión profunda de los temas, lo que significa considerar tanto argumentos como contraargumentos.


-Finalmente, cuida tu salud física y mental. Trabaja lo necesario, da lo que puedes hacer y, sobretodo, disfruta de tus momentos libres haciendo cosas que te hagan sentir mejor.


Esperamos hayamos contribuido un poco al concepto del amor. Hay mucho más que hacer y pensar que regalar chocolates y flores.


¡Nos vemos en otro capítulo el fin de semana! 🍑









3 visualizaciones0 comentarios

Bienvenidxs a un capítulo más de nuestro Blog escrito. La entrada de hoy está destinada hacia eso que quieres ser en la vida, pero no necesariamente sabes qué es. Qué enredo, ¿no? Pero es una duda más común de lo que te imaginas. Sobretodo en los momentos en que tenemos que tomar decisiones importantes, como elegir una carrera, buscar trabajo o actualizar nuestros intereses.





La sociedad tiende a exigirnos ser alguien en la vida. La escuela te lo dice todo el tiempo (para qué hablar de la universidad). La familia también, aunque no lo hagan conscientemente, ni con la intención de estresarte. Uno/a genera esa gran presión contra sí mismo/a de lograr la satisfacción de hacer cosas importantes. Pero lo más complicado de todo, es que mientras el tiempo pasa y creces, el cuestionamiento y la auto-presión avanzan, muchas veces atentando contra la propia integridad.


Hay que dejar de preocuparse por lo que los demás asuman que es importante. Es momento de aprender lo que para uno mismo es importante. Es por eso que decidimos compartir algunos consejos para enfrentar estas situaciones y momentos críticos (aunque no tengamos nunca la verdad absoluta de nada, pues también estamos viviendo jajaja).


Esperamos sean un aporte para ti 💝


1. Siempre hay algo que aportar. Lo peor es bajarte tú mismo los ánimos pensando que no eres bueno para nada. Aunque sea ultra-hiper-mega-súper difícil reconocerlo, algo genera/rá pasión en tu vida. Nadie nace con las habilidades ni el famoso talento para hacer las cosas. Todo proviene de estar atenta/o a lo que nos rodea, observando lo que el mundo nos ofrece. Por supuesto, al identificar esos intereses, su desarrollo tiene neta relación con la práctica que apliquemos. De hecho, nosotros, que nos dedicamos a tocar música, lo debemos saber muy bien, aunque sea complicadísimo creerse el cuento.


2. Muchos intereses están frente a nuestras narices. ¿En qué gastas tu dinero? ¿Qué haces cuando te juntas con tus amigos? ¿Hay algo sobre lo que sepas mucho simplemente porque te motiva saberlo? Debemos estar atentos a nuestras inquietudes, porque por algo están ahí. Cosas que te importan, cosas que te gustan. Por supuesto, nada de eso quiere decir que sean actividades que fácilmente te pueden mantener la vida, pero debemos encontrar el equilibrio. Sacar algo de un lugar y llevarlo a otro es una estrategia interesante, incluso si se trata de dinero.


3. Sentirse realizado es un continuo. Esto quiere decir que en la medida que avanzas, actualizas lo que quieres hacer. Descubres cosas nuevas, conoces gente interesante, te anotas en algún nuevo hobbie, etc. Por lo tanto, uno nunca deja de sentirse realizado si hace lo que quiere. Es importante saber esto porque las decisiones que tomamos no tienen que ser para siempre. Ese empleo que odias y que aceptaste porque necesitas el dinero, no es un impedimento de hacer otras cosas, a menos que te atornilles cada día más a él y te quieras perder lo que hay fuera.


4. Más que salir de la zona de confort, debemos ampliarla. No está mal sentirse cómodo/a haciendo algo. Pero si se trata de una acción que no te acerca a tus objetivos o van en contra de ellos, entonces puedes acrecentar los espacios conociendo nuevos lugares. Podemos sentirnos cómodos haciendo otras cosas también.


En fin... la vida no significa hacer sólo una cosa y para siempre. Es difícil verlo en una sociedad que está llena de personas que pasan su vida haciendo lo mismo. No tiene que ser así si no lo deseas, si no te apasiona o si no te gusta. La vida es tuya ✨ Muchas veces debemos nadar contra furiosas corrientes para lograr lo que queremos, pero el sólo hecho de estar en un camino apasionante, hace que el proceso valga la pena. Disfruta tu crecimiento, porque siempre avanza.


¡Nos vemos el próximo fin de semana!















6 visualizaciones0 comentarios